Banner

4-1 ante el Lucena: el Betis Deportivo consuma el sueño y asciende a Segunda división B

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Arriba, arriba, arriba. Arriba, Betis campeón. El Betis Deportivo grita hoy a los cuatro vientos que es equipo de Segunda división B. El conjunto que entrena Manel Ruano, al que le valía con igualar esta noche, venció al Ciudad de Lucena por 4-1 con un maravilloso hat-trick de Raúl y la puntilla final anotada por Mizzian, que permitió sobreponerse al equipo del tempranero gol de Maero. El Betis consuma el sueño del ascenso en una noche de verano inolvidable para todo el beticismo en Marbella.

Fue un 5 de mayo de 2018, hace ya más de dos años. El Betis Deportivo había ganado al Real Murcia en Segunda división B y tenía que esperar un resultado negativo del Córdoba B ante el Villanovense para poder guardar aún alguna esperanza que le permitiese mantener la categoría, pero el Córdoba ganó y mandó al primer filial verdiblanco a Tercera división. Dos años, dos meses y veinte días después, el Betis Deportivo regresa a la liga de bronce del fútbol español.

 

Como cuenta Nacho Liaño en su crónica del partido en alfinaldelapalmera.com, para sorpresa de todos, la locura se instaló en los dos primeros minutos disputados en el Marbela Football Center. El Betis aún no había desplegado sus armas en Málaga cuando Joselinho apuraba la línea de fondo para colgar un balón inofensivo que se le resbalaba de las manos a Dani Martín. Maero, atento como nadie al arranque del envite, recogía el cuero en la segunda jugada para estrenar el electrónico cuando apenas se cumplía el primer minuto de juego. No había tiempo para lamentarse. Estaba todo por disputar. Lo supo rápidamente Raúl, que se plantó solo ante Javi Cuenca pero no pudo efectuar un remate por culpa de un mal control.

El encuentro halló el pulso competitivo una vez pasados los diez primeros minutos de juego. Entonces apareció la solidez defensiva del conjunto celeste, pero aún no hacían acto de presencia las mejores botas de las que puede enorgullecerse este filial verdiblanco, al que le faltó verticalidad y llegada hasta que comenzó a sentirse cómodo en el tapete marbellí. Sí encontró la cabeza, concretamente la de Raúl, para poner las tablas en la Costa del Sol gracias al exquisito balón botado desde el flanco derecho por Baena que aprovechaba el ariete olesano para empatar el envite con un soberbio testarazo. Instantes después, volvía a tenerla el propio Raúl, que no conectó con otro centro que colgaba desde la izquierda Julio Alonso. Ya estaba el campeón haciendo suya la final de Marbella. Porque suya era por decreto.

Pero si el Betis Deportivo era el dueño del gol en el Grupo X, el Ciudad de Lucena tenía el trofeo de la mesura. El cuadro celeste, que buscaba a toda costa el primer ascenso histórico de la entidad tras el renombre del club, trataba de crear por el centro para dar amplitud por las bandas. Pero no era fácil la empresa para el equipo que dirigía el trajeado Carrasco, teniendo en cuenta la gran capacidad por las bandas que estaban demostrando los interiores verdiblancos. Prueba de ello fue, por ejemplo, la brillante jugada de David Ramos por la derecha que acabó siendo desbaratada, y sobre todo la clarísima oportunidad de Robert, que pecó de solidario dentro del área buscando a Raúl cuando lo tenía todo de cara para hacer el segundo. Con el empate provisional y el sueño del ascenso intacto, ambos equipos se marcharon al descanso.

i el inicio del partido fue trepidante, más lo fue el arranque de la segunda mitad. Raúl volvía a ser el protagonista principal y merecido de una obra que sería testigo de cómo la balanza comenzaría a decaer de lado verdiblanco. El delantero catalán recibió la pelota de espaldas a portería, muy cerca de poder armar el disparo, y fue agarrado de forma diáfana por Pablo Gallardo. Javi Cuenca aprovechaba el embrollo para recoger el balón, pero volvería a ser Raúl el más inteligente de Marbella, esperando el error del meta lucentino y poniendo el segundo a favor de los intereses ascensores del Betis Deportivo.

El Ciudad de Lucena aún tenía mucho que decir en la Costa del Sol. No iba a bajar los brazos hasta el final, dignificando una temporada magnífica con la rúbrica del conjunto cordobés. Y lo hacía por medio de un cabezazo en el corazón del área de Pablo Gallardo que se desviaba por muy poco de los altos dominios defendidos por Carlos Marín. Casi repetía la del Xerez Deportivo. En el tramo final, Ruano introducía cambios que iban a surtir efecto muy pronto: Raúl volvía a marcar las diferencias con una conducción agilísima que mantuvo al barcelonés enchufado pese a lo bien que tapó su primer intento de disparo Javi Cuenca. Ya superado el portero, Raúl probaba el disparo y bloqueaba Zurdo bajo palos. Pero volvía a aparecer el delantero bético para perforar las mallas lucentinas y ser el nombre propio de una final histórica para el primer filial verdiblanco. Raúl, Raúl y Raúl.

Ya en los últimos diez minutos del encuentro, Zurdo ponía en apuros a un Dani Martín que subsanaba el error inicial con una gran intervención que terminaba con las pocas esperanzas celestes que restaban en Marbella. El Betis Deportivo, campeón del Grupo X de Tercera división, ponía el broche de oro a un ascenso de bronce con el cuarto tanto que anotaba Mizzian gracias a una gran jugada personal que culminaba el propio atacante melillense. Ndo casi ponía el quinto disparando desde la frontal. Al final, liderazgo, soberanía y gol, la definición perfecta de un filial bético que regresa a Segunda división B por la puerta grande. Un Betis Deportivo que ya sólo mira arriba, arriba, arriba…

Betis Deportivo: Carlos Marín; Julio Alonso, Luis Martínez, Geovanni, David Ramos (Meléndez, m. 84); Edgar, Paul, Baena (Ndo, m. 68), Rodri (Simón, m. 59), Robert (Calderón, m. 45) y Raúl (Mizzian, m. 68).

Ciudad de Lucena: Javi Cuenca; Mario Hernández (Javier Henares, m. 72), Pablo Gallardo, Germán López, Zurdo; Joselinho (Adrián Pavón, m. 72), Mario Ruiz (Diego, m. 85), Toni Pérez, Luismi, Erik Aguado (Jesús González, m. 72) y Maero (Borja Encada, m. 72).

Árbitro: Alejandro Quintero González, del Comité de Árbitros de Huelva. Amonestó con tarjeta amarilla a Mario Ruiz, Mario Hernández, Javi Cuenca, Pablo Gallardo, Julio Alonso y Jesús González. También amonestó a Manel Ruano.

Goles: 0-1 (m. 1): Maero. 1-1 (m. 17): Raúl García. 2-1 (m. 48): Raúl García. 3-1 (m. 66): Raúl García. 4-1 (m. 81): Mizzian.

Estadio: Marbella Football Center.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Banner
Banner
Banner